miércoles, 2 de julio de 2008

EL ENCAJE DE BOLILLO GALLEGO

Cuyo exponente máximo es el llamado encaje de Camariñas, que realizaban las "palilleiras gallegas".

No es de extrañar que en una artesanía tan antigua, tengamos algunas diferencias de unas regiones a otras, y aun más, de unos países a otros. Produciéndose características propias del encaje de la zona.

La almohada gallega consiste en una bolsa rellena de paja, normalmente de centeno, y cuya
característica especial es la de dos palos de madera a los extremos (más o menos trabajados) llamados cornas, que tienen por finalidad poder apoyar la almohada en la superficie de trabajo, normalmente una silla.
Los bolillos, conocido en Galicia como palillos, eran en un principio realizados a mano, actualmente se realiza en serie. La forma del mango del distinta a la del bolillo catalán, siendo más grueso como podéis ver en la foto.
La cuira, es un trozo de cuero que se coloca en la almohadilla con el fin de que deslicen mejor los bolillos, actualmente se usan también materiales sintéticos.

En cuanto al encaje de Camariñas, se trata de un encaje tipo guipur cuyo elemento principal es la hoja de guipur.
Si queréis más información sobre el encaje gallego, os recomiendo la pagina del Museo del Encaje de Camariñas (aquí), donde viene una amplia información sobre este encaje.
Como curiosidad, decir que era costumbre que los novios regalaran a las palillieras bolillos con mensajes amorosos.