sábado, 16 de mayo de 2009

BRUJAS, BRUGGES, BRUGES Y EL KANTCENTRUM




Esta pequeña ciudad Belga, situada en la zona Flamenca, toma su nombre del termino Brug que en neerlandés (idioma propio de la región de Flandes) quiere decir "puente" Brugges seria el plural: "puentes"
Su centro histórico fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco. Sus edificios medievales muchos de ellos bañados por el agua de los canales, crean unos rincones llenos de encanto y romanticismo, solo roto por la marea de turistas que a diario recorren sus calles.



Dicen de Bélgica que es el país de la cerveza y el chocolate, pero también es el país del encaje.
Son innumerables los comercios que se dedican su venta, en su mayoría se trata de encajes de torchon "made in China" e iguales a los que se encuentran en cualquier otra ciudad. Pero aun hay alguna tienda en la que podemos encontrar los genuinos encajes belgas, y aunque los precios se disparan, la calidad no es comparable. En Brujas: ´T APOSTELIENJE en la calle Balstraat 11, tenemos encajes hechos a manos por una madre y sus dos hijas, la tienda esta situada a dos pasos del Kantcentrum.






El KANTCENTRUM, calle Peperstraat 3a. Es el centro de encaje de Brujas situado en una de las casas de beneficencia del barrio residencial de St-Anna, al lado de la Iglesia del Santo Sepulcro. Se trata de un conjunto de casitas adosadas que fueron construidas por miembros de la cofradia de comerciantes para alojar a personas en situación de pobreza.
En el Centro del Encaje, tenemos demostración y venta de los famosos encajes bloemnwerk, toveressesteek o rozenkant, así como del punto de brujas, las demostraciones suelen ser por la tarde. También tiene un pequeño museo del encaje, así como venta de libros y material para encajeras. (Se puede comprar por Internet.)




Pagina Web del KANTCENTRUM: AQUÍ


En su pagina cuentan la leyenda de Serena, una joven de Brujas que se enamoro de un escultor. La pareja no podía casarse, ya que ella tenia que ayudar a su madre viuda a criar a sus hermanos pequeños. La joven hilaba de la mañana a la noche para ayudar a la economía familiar. Un día soleado de otoño fue a dar un paseo, soñando con su amor imposible, se sentó y cansada se quedo dormida.
De los arboles comenzaron a caer hilos de plata que tejieron un bonito dibujo sobre su delantal, al despertar Serena quedo maravillada, fue corriendo a su casa y con hilos cortados de su rueca rehizo este dibujo maravilloso. Cuando estuvo terminado, un rico comerciante que lo vio, compro el bello trabajo. Al poco tiempo se hablaba por todas partes de las magníficos encajes de Serena. Los compradores fueron numerosos, Serena se hizo rica, lo que le permitió casarse con su príncipe soñado. Viviendo felizmente a su lado durante muchos años, y fue así que nació el encaje.

Si alguna tenéis pensado ir a Brujas solo deciros que camino del Begijnhof y del Miniwater (son dos visitas obligadas) desde el Markt hay un pequeño callejoncito que sale al Begijnhof es una vía alternativa que puede pasar desapercibida, bien pues en el callejón hay una tienda de material para encajeras es pequeña pero bien surtida y los precios son buenos, siento no tener la dirección

3 comentarios:

Marise dijo...

Es un relato precioso y de ensueño y además aportas muchisima información sobre el lugar.Quizás algún día vaya, pero no soy muy viajera, de todos modos gracias por todo.Hace unos meses que sigo este blog y mayor ilusión es saber que voy a tener suerte cuando clico en él y tengo una entrada nueva.Gracias y enhorabuena.

Marisa dijo...

Gracías Marise, es un placer hacer un blog con lectoras así. Un saludo Marisa

David dijo...

En el Neerlandés, Brujas se llama Brugge (sin "s"). En el Francés se llama Bruges (con "s").

No tan lejos de Brugge, en el pueblo Lochristi (cerca de Gante) se encuentra la fabrica de los mejores bolillos del mundo Jan De Maertelaere BVBA.