sábado, 23 de mayo de 2009

BRUSELAS y el MUSÉE DE COSTUME ET DE LA DENTELLE

Dicen los entendidos que para amar Bruselas hay que pasear sus calles y conocer sus rincones, reconozco que nos ha faltado tiempo.Además las distancias entre las distintas ciudades belgas son tan cortas que invitan a desplazarse de una a otra. restándole tiempo a la capital.

Pero bueno tengo ya mis lugares favoritos, como la visita a los invernaderos del Palacio Real en Laeken, abiertos solo unos pocos días al año cuando la primavera esta en todo su esplendor, o los puentos de antigüedades (algunas no tan antiguas) que se pone los domingos en la plaza del Sablon, por cierto los precios son bastante asequibles, Tomarse una cerveza en una de las terrazas de los Marolles después de haber bajado en el ascensor de cristal de la Place Poelaert frente al palacio de Justicia. Pero sobre todo me quedo con la sensacion de ir abriendo las bandejas de los encajes del Musée du Costume et de la Dentelle

En el centro de Bruselas también nos encontramos con numerosas tiendas de encaje para turistas, que alternan con infinidad de bombonerias y tiendas de recuerdos. De todas las que he visto me quedo con la d elas Galerias ST- Hubert, teneis las fotos del escaparate arriba (las galerías St_ Hubert fue la primera galería comercial cubierta de Europa se abrió en 1847. Están en una bocacalle de la Rue du Marché aux Herbes, cerca de la Grand Place)



El Musée du Costume et de la Dentelle, esta en un antiguo edificio en la Rue de la Violette nº 12, detrás de la Gran Place de camino a la celebre estatua del Manneken Pis. Es un museo pequeño que suele albergar distintas exposiciones sobre indumentaria,ahora hay una retrospectiva sobre los años cincuenta titulada del "New Look a la expo del 58" En la última planta tiene una pequeña sala donde expone algunos magníficos encajes, a demás de unos muebles de cajones que guardan una preciosa colección de encajes tanto belgas como de otros países. Precioso.