jueves, 11 de junio de 2009

LOS BOLILLOS INGLESES





A diferencia de lo que sucedia en otros países los bolillos que utilizaban las encajeras inglesas eran diferentes unos de otros, solían y suelen ser de madera aunque también se utilizaban de hueso e incluso de marfil.
Trabajar el encaje fue corriente en muchas zonas de Inglaterra.


Los bolillos de madera eran mas baratos y en consecuencia los más utilizado por las encajeras de clase humilde, mientras que los de hueso y marfil se destinaban en su mayoría a las clases más adineradas, aunque es corriente la mezcla de bolillos de distintos materiales.


El bolillo solían ser recibidos como obsequio, incluso como propaganda (casas de hilaturas etc), siendo corriente encontrar frases escritas en ellos. La forma se le daba bien mediante el torno o manualmente, pudiendo estar mas o menos trabajado.
El bolillo ingles que tiene una longitud de unos 9 a 1o cm, lleva agujereada su parte final donde se cuelga un alambre con cuentas que servirá para tensar el hilo de la labor en función del peso, este anillo de alambre con cuentas de cristal recibe el nombre de Spangle, el bolillo se podía comprar con o sin el, siendo la encajera la encargada de ponerlo. las cuentas en principio eran especiales llamadas "bolas de corte "que tenían textura rugosa lo que impedían que el bolillo rodara por la almohadilla, en algunos casos el spangle lo forman botones, conchas o simplemente cuentas de collar mas baratas pero que no cumplian bien su función.







Los bolillos, se personalizaban grabándolos, incrustando metales, o enrollándolos de metal.
Los hay que recuerdan fechas importantes como el nacimiento de un hijo, una defunción,pueden llevar mensajes o frases amorosas, a veces el bolillo era tallado por el propio enamorado, pero los hay mas curiosos como las que recuerdan la fecha de un ahorcamiento o simplemente para buscar el voto a determinado candidato,



También nos encontrarnos ya aquí con lo que conocemos actualmente como "Preñaditos" bolillos que llevaban un cuerpo interior que se mete en el cuerpo de bolillo vaciado, bolillos a los que se enrolla hilo metálico.


El mundillo "pillow" de una antigua encajera nos puede decir mucho de su vida a través de sus bolillos.



En esta página podéis ver algunos ejemplos de la colección de bolillos de Mrs. Butler's Aquí


Este link que os pondo es el del Cowper and Neuwton Museum, aqui encontrareis una buena selección de estos ejemplos curiosos, como el que Jack un joven marinero analfabeto y que se comunicaba con su madre encajera mandando bolillos grabados con su nombre, y a si pobre mujer sabia que su hijo estaba vivo.

Los hay más atrevidos pidiendo un beso, y en la pagina siguiente uno con el nombre del ahorcado y su fecha de ejecución, además tenéis una relación de los ahorcamientos para los que se realizaron bolillos (Lo de los souvenirs viene de antiguo)







Fuente de la foto: Aquí




No es de extrañar que los bolillos antiguos sean ahora piezas de colección, aquí tenéis una pagina de venta donde también podéis ver algunos: English Antique Lace Bobbins in Bone and Wood




Fuente de la foto: Aquí

Pero la costumbre de regalar bolillos no debe estar en desuso, mirar los que pinta Janet Retter podéis entrar a su pagina Aquí

Para realizar el encaje de Horniton no se utilizan estos bolillos pero de eso hablaremos otro día

3 comentarios:

Adriana dijo...

Muy interesante toda la historia de los bolillos, luego entrare en todos los sitios que nos das, que seguramente tendra cosas hermosas. Si queremos coleccionar bolillos creo que sería infinita esa colección, a mi me llaman mucho la atención los de vidrio. Muy lindo tu blog. Cariños Adriana

Marisa dijo...

Gracias Adridana,eres un encanto. Saludos Marisa

Elena De Bethencourt dijo...

Me parece interesantísimo y fascinante este maravilloso blog dedicado al encaje de bolillos!
Soy principiante y llevo solo mes y medio en este maravilloso mundo, pero me tiene totalmente enamorada!
Le agradezco muchísimo la labor de recopilación, origen, características,..... etc que nos ofrece día a díia y que tanto nos entretiene
Un saludo
Maria .