sábado, 22 de mayo de 2010

MIENTRAS CABALGA DON QUIJOTE


...El CURA y el BARBERO disfrazados se han colocado entre los mundillos de hacer bolillos junto con la SOBRINA. Se sientan cara al público y de espaldas a la puerta por donde entra la justicia. Se ponen a trabajar muy seriamente. Como es de imaginar ni el CURA ni el BARBERO saben hacer encaje , por lo que se les enredan los palos, se pinchan , etc. Con mucha mímica y comicidad. Su rostro va cambiando según sea la conversación.)


ALGUACIL.- ¿Quiénes son ustedes?

AMA.- Yo soy el Ama de Don Quijote, ésta es su Sobrina y Teresa es la mujer de Sancho Panza.

BACHILLER.- Yo soy el bachiller Sansón Carrasco.

ALGUACIL.- ¿Quiénes son estas muchachas?

SOBRINA.- Son unas amigas mías que me ayudan a hacerme el ajuar.

(Acercándose a las encajeras y mirando las puntillas del CURA por encima del hombro.)

(Al CURA.)

ALGUACIL.- ¿ De dónde sois?

(Con voz afeminada.)

CURA.- De Argamasilla.

ALGUACIL.- Me encanta ver hacer puntilla a las mujeres… (A la SOBRINA.) Menudas randas tendrás hechas ya para tu arreo, moza… con la rapidez que trabajas… (Mirando al BARBERO.) … Tú no corres tanto… ¿Qué te pasa?

(Con voz de pito.)

BARBERO.- … Es que se me han enredado los bolillos …y estoy deshaciendo.

AMA.- Es que la pobre… es un poco …torpe.

TERESA.- … Mas bien, muy torpe.

AMA.- Eso quería decir.



(Se oye un ruido dentro de la casa que alarma al alguacil)


BACHILLER.- ¿Qué ruido es ese?

SOBRINA.- ¡El gato!

ALGUACIL.- Ustedes me está engañando... Seguro que tienen escondido a Don Quijote.

AMA.- ¿Nosotras? No, señor alguacil.

ALGUACIL.- Vamos a buscarle. (Al BACHILLER.)

AMA.- Sansón, acompañad a la justicia. (Bajito.) … Y, entretened al alguacil todo lo que podáis. (Salen el ALGUACIL y el BACHILLER.)

AMA.- Vamos, aprisa… Quítense vuestras mercedes esos atavíos y desaparezcan de aquí lo más rápidamente que puedan.



(Se desvisten el CURA y el BARBERO ayudados por las tres mujeres y dejan la ropa femenina en un rincón visible.)


CURA.- Menos mal que no nos han conocido. ¿Qué hubieran dicho en el pueblo si se enteran de que el cura anda disfrazándose como una mujerzuela en carnavales?

BARBERO.- …Y yo, a mis años, con estas pintas…

SOBRINA.- Las mismas pintas que tendría si se casara conmigo… ¡No te digo! ¡Hale!

TERESA.- Ahora, se van despacito, como si no hubieran roto un plato.

CURA.- Si…si.

BARBERO.- Me parece que no voy a venir por aquí en mucho tiempo.

(Abriendo la puerta.)

SOBRINA.- Por lo menos el tiempo que tarde en traer a mi tío. Adiós.



(Salen el CURA y el BARBERO.)


AMA.- ¡Ay!

TERESA.- ¡Qué descanso!

(A la vez.)

SOBRINA.- ¡Qué pesado!


(Se sientan las tres delante de sendos mundillos y se ponen a hacer encaje . Llega el ALGUACIL con el BACHILLER.)

ALGUACIL.- No hemos encontrado a nadie.

AMA.- ¿Han mirado bien?

ALGUACIL.- Hasta en los corrales.

SOBRINA.- … y, en la despensa… en el sobrado…

TERESA.- ¿Y en el pozo? ¿Han buscado en el pozo?

(Tomándoles el pelo.)

SOBRINA.- … ¿Y en el gallinero?: ¿No han encontrado a Don Quijote en el gallinero?

BACHILLER.- Hemos mirado todo.

(Muy mosqueado.)

ALGUACIL.- Pero… ¿Ustedes no son las mismas mozas que había aquí hace un rato?

SOBRINA.- ¿Cómo que no?

ALGUACIL.- Tú, sí… Pero las que estaban contigo… eran otras. (Tocándose la frente.) ¡Eran Don Quijote y Sancho disfrazados!

ALGUACIL.- ¡Me han engañado!

TERESA.- ¿Nosotras?

(A la vez.)

SOBRINA.- ¿Nosotras?

AMA.- ¿Nosotras?

(Percatándose de las ropas de mujer que han dejado en un rincón.)

ALGUACIL.- ¡Estas son las ropas con las que estaban camuflados!

AMA.- ¿Quién estaba camuflado?

ALGUACIL.- ¡Se han escapado! (Al BACHILLER.) … ¡Y tú eras su cómplice!

(Aturdido.)

BACHILLER.- ¿Yo?… Dios me libre…

ALGUACIL.- ¡Tengo que encontrarlos!


(Sale el ALGUACIL muy acelerado y nervioso al ver que le han tomado el pelo y deja a nuestros amigos partiéndose de risa.)

(A la SOBRINA.)

BACHILLER.- ¿Cómo no me habíais dicho que había vuelto vuestro tío?

TERESA.- Pero… pero ¿Es que no habéis conocido a los disfrazados?

SOBRINA.- ¿Seguro que no les habéis conocido?

BACHILLER.- No. ¿Quiénes eran?

AMA.- ¡Pues no se lo decimos! (Se miran las tres con picardía.)

TERESA.- ¡Pues no se lo decimos!

SOBRINA.- ¡Pues no se lo decimos!



(Risa y TELÓN.)

Fragmento de Mientras cabalga don Quijote (dramatización juvenil en tres actos)
Autora: Petra-Jesus Blanco Rubio.
Para leer la obra completa: Aquí